Fuerte de San Juan de Ulúa, un recorrido por nuestra historia

Arcos en San Juan de Ulúa

Hace un par de años tuve la oportunidad de visitar el Fuerte de San Juan de Ulúa, ubicado en una pequeña isla frente a lo que hoy es el Puerto de Veracruz. Antiguamente se podía llegar exclusivamente por mar pero hoy en día ya existe una carretera para llegar, es uno de los sitios mas emblemáticos y ademas muy importante en la historia de México, razón suficiente para ser una visita obligada si te encuentras cerca del Puerto.

San Juan de Ulúa actualmente es una fortaleza que podemos recorrer acompañados de un guía que encontraremos en la entrada donde antes debemos pagar un aproximado de $40 pesos para poder entrar, costo del guía se divide entre la cantidad de personas que tenga el grupo que suelen ser grandes, podrás conocer el primer faro de México, atravesar el puente del ultimo suspiro, entrar al mismo lugar donde estuvo “Chucho el roto” y conocer todo sobre “La Mulata de Córdoba”, de igual manera quedaras maravillado con todos los datos que el guía compartirá.

El Fuerte de San Juan de Ulúa comenzó a construirse en 1535, por ordenes del primer virrey de la Nueva España, Antonio Mendoza, servía para proteger a las embarcaciones españolas de los fuertes vientos, aunque también para defender al puerto de los ataques piratas, es aquí mismo donde se guardaba todo el oro traído desde España, razones suficientes para que estuviera rodeado de cañones que les eran muy útiles en aquellos tiempos.

Tras varios ataques, invasiones y cambios en el poder, se convirtió en una prisión, como dato curioso, debes saber que muchos de los iniciadores de la Independencia y la Revolución mexicana fueron encarcelados aquí, tales como Melchor Ocampo, Fray Servando Teresa de Mier e incluso hasta Benito Juárez tuvo un breve encierro. Fue Venustiano Carranza el que ocupo San Juan de Ulúa como sede de su gobierno durante algunos días, permaneciendo en lo que era la plaza principal del fuerte.

Faro de San Juan de UlúaExisten dos leyendas famosas, la primera es la de “Chucho el roto”, también conocido como el “bandido generoso”, el robaba a los ricos para ayudar a los pobres, fue de los pocos que logro escapar una vez de la prisión pero volvió a ser arrestado y murió ahí. Para llegar a la celda en la que el se encontraba tienes que recorrer algunos pasillos con un techo no muy alto, al llegar notaras que era un lugar completamente a oscuras y bastante frió debido a la humedad provocada por el agua del mar que se filtraba por las paredes. La segunda leyenda habla sobre “La Mulata de Córdoba”, famosa por saber usar las hierbas para realizar curaciones, poco después comenzaron los rumores de que practicaba la hechicería por lo que la gente se alarmo, se cuenta que dibujo un barco en la pared con un pedazo de carbón y se subió en el para luego desaparecer por una esquina, el alcalde de Córdoba estaba enamorado de ella pero en cuanto esta lo rechazo fue el quien en venganza la acuso de haberle dado un brebaje por lo que mas tarde la mulata ya estaba en San Juan de Ulúa, lo increíble de su historia fue la manera en que desapareció frente a su carcelero, según su versión, la mujer había pintado un barco en la pared con un pedazo de carbón, luego se subió a el y desapareció por la esquina dejando completamente vacía su celda.

Otro de mis puntos favoritos en el recorrido fue el puente del ultimo suspiro, su nombre lo debe a que conducía a los prisioneros a los calabozos de los que jamas salían, es increíble pararte sobre el y pensar en la cantidad de personas que lo atravesaron muchos años atrás.En la Plaza Central podrás tener una vista panorámica de todo el lugar, frente a ella te encontraras con unos pequeños cuartos en donde vivían los militares con sus familias y por los costados en unos grandes pasillos con arcos que eran el lugar donde se guardaba todo el oro, al subir las escaleras la vista de la plaza es espectacular y llegaras también al primer faro de México que servia de guía para las embarcaciones, hacia el frente puedes distinguir el Puerto de Veracruz y a la derecha lo que hoy es uno de los principales puertos de desembarque, es una mezcla entre el pasado y el presente.

Te podría interesar: Encuentra aquí Tours a San Juan de Ulúa 

San Juan de Ulúa se convirtió en museo en 1984, a excepción de uno de los baluartes que es ocupado por la Armada de México, ha sido el lugar en donde se han grabado muchas películas, de el se han escrito historias y libros, es perfecto para visitar en cualquier momento del año y al salir de ahí puedes regresar al Puerto de Veracruz a tomarte un delicioso lechero en el Café de la Parroquia, disfrutar de su gastronomía, comer una nieve o caminar por el malecón.

San Juan de Ulúa desde arriba

 ¡Hora de hacer un recorrido por nuestra historia! ¿Nos acompañas?

Escrito por Eli Montero

Bloggera y Creadora de Contenido. Jarocha de corazón y Cancunense orgullosa. Siempre con una cámara en mano y escribiendo algo, Sígueme como @EliMonteroB en las redes sociales para más viajes y negocios.

10 parques acuáticos en México para decir adiós al calor del verano

Festival de las Aves Yucatán 2014