Lo que seguramente no sabías sobre el origen del Pozole

El Pozole es uno de los platillos más ricos de la gastronomía mexicana y también es uno de los platillos más propios y representativos de México, igual es el que más se prepara y come en las fiestas patrias. Lo más seguro es que para este 15 o 16 de septiembre, no resistirás las ganas de comerlo, y como no, si es un platillo delicioso y además es buenísimo para curar la cruda.

Como sabrás el pozole los hay de diferentes colores, sabores y toques, es decir hay desde pozole verde, blanco y rojo como los colores de la bandera; también hay quienes los preparan con carne de puerco, pollo e incluso en algunos estados costeros de México lo preparan hasta con sardinas o camarones en vez de carne de puerco; pero también hay estados que le dan su propio estilo o toque, como el pozole de Guerrero que mayormente se prepara en verde o como el que se prepara en Jalisco que es rojo añadiéndole carne de puerco y chiles, e incluso en otros estados que cuando ya está listo para comer le ponen ya sea queso, chicharrón, orégano o chile molido.

¿Se te antoja? Porque a mí sí.

pzole rojo

Pero bueno, quizás ya conozcas los tipos de pozoles que hay e incluso como se prepara y que es un platillo originalmente de México, lo que tal vez no conozcas es la historia del pozole y su significado, así que hoy te invito a conocer más allá de este platillo típico, pues no cabe recalcar que hay que tener curiosidad por conocer más a fondo sobre aquellas cosas que son parte de nuestra cultura, tradiciones y como en este caso de nuestra gastronomía mexicana.

Lo que seguramente no sabías del pozole…

Antes de contarte la historia del pozole, veamos un poco del significado de esta palabra:

Recurriendo a varios significados y que todos concluyen con lo mismo, la palabra “Pozole” significa espuma, una palabra que viene del náhuatl y que originalmente se escribe “Pozolli”. Pero ¿Por qué espuma? Bueno es fácil, ya que al momento que se prepara este platillo lo cual lleva granos de un maíz especial puesto que son grandes y blancos llamados “cacahuazintle”, durante su cocimiento de estos granos de maíz se abren tomando una forma de flor y formando una especie de espuma. Es por eso que los aztecas lo llamaron Pozolli o bien Pozole como lo conocemos hoy en día.

Ahora que ya sabes el significado, es momento de entrar a la parte interesante de este tema a “la historia del pozole”.

El pozole es un platillo náhuatl que surge en la época de los aztecas, pero éste, no era cualquier platillo para ellos, sino era una comida muy especial, tanto que sólo se preparaba en ocasiones especiales como en ceremonias religiosas y que sólo los de más alto nivel entre los aztecas lo podían comer, como el emperador o los sacerdotes.

Aunque seguro te preguntarás, porqué era tan especial, pues la razón estaba en los ingredientes con los que se preparaba este platillo durante esa época, ya que como sabrás, los aztecas tenían sus propias creencias, así que éste en especial era por lo que representaba el maíz para ellos y además porque se le agregaba carne humana, sí, así como lo lees, carne humana que probablemente provenía de guerreros que eran sacrificados como ofrendas al sol.

Pues el maíz cacahuazintle por su color blanco simbolizaba para los aztecas la cosmovisión del mundo azteca y también lo asociaban con uno de sus dioses como la “Blanca Serpiente de las Nubes” (Iztacmizcóatl) y así, había más cosas que simbolizaba el blanco para ellos, de hecho hasta hoy en día para muchos creyentes este color representa algo. En el caso del otro ingrediente que le agregaban al pozole los aztecas (la carne humana), era un tipo de relación entre lo blanco y el alma del guerrero, ya que este color son las primeras luces del día cuando el alma ya ha resucitado o bien como lo describe el autor Jiménez Martínez en un uno de sus textos: “el vuelo del guerrero sacrificado hacia las alturas”.

Pero ahí no acaba esta gran e interesante historia del pozole, ya que para los aztecas esto era un acto de celebración y rito normal, aunque posiblemente te preguntes de cómo llegamos al platillo que ahora comemos, disfrutamos y más en las fiestas patrias.

Buenos pues ya conoces los ingredientes originales que llevaba este platillo pero todo cambio desde la llegada de los españoles, ya que para ellos como hemos leído y escuchado en la historia, tras su llegada a nuestras tierras mexicanas ellos traían consigo su religión “el Cristianismo” y era claro que para ellos este tipo de actos que practicaban los aztecas era canibalismo, es por ello que los españoles optaron no por desaparecer completamente este platillo sino por sustituir la carne humana por la de cerdo, pues este animal además de que era domesticado por ellos, era comestible y se dice que tiene un sabor similar a la carne humana. ¿Te imaginas?

Es así como este ingrediente se cambió por otro y desde ese entonces también dejó de ser un platillo que sólo podían comer los de más alto nivel, pues ahora toda la población desde los españoles hasta los indígenas lo podían comer sin tener sacrificar vidas humanas y sin venerar más a sus dioses, ya que si recordamos, los españoles sólo tenían un dios a quien adorar. Pero bueno éste, sería otra historia más que contar.

El Origen del Pozole Mexicano

Como ves, hasta ahora es un platillo que continua y seguirá pasando de generación en generación porque la hemos adoptado, es nuestro y es parte de nuestra identidad como mexicanos.

Así que estoy segura de que cada vez que comas un rico pozole ya sea al estilo del estado de Guerrero, Jalisco o cualquier otro estado de la República Mexicana, recordarás su origen.

¡No dudes en disfrutarlo estas fiestas patrias, que tengas un buen provecho!

Escrito por Yalina Marisol

Mexicana feliz y orgullosa de haber nacido en el bello paraíso de Cancún, amo viajar, los libros, el cine, el motociclismo y la música (bailar me es inevitable), además de dedicarme al marketing digital en MéxicoDestinos.com, otra de las cosas que disfruto hacer es escribir y sobre todo en compañía de una buena taza de café...

Día Mundial del Turismo: Comunidades de Nuestro México

Leyendas Mayas: 7 historias de una cultura extraordinaria