En balsa por las Lagunas de Montebello, Chiapas

Cada vez que emprendo un viaje, una parte mi cambia. Es el proceso inevitable que experimentas cada vez que forjas una ruta. El camino siempre se lleva algo de ti, y a cambio, te regala algo que no conocías de ti mismo. La mayoría de las veces soy yo la que se abre camino en busca de esos mágicos lugares, y otras pocas, es la naturaleza quien me lleva por los senderos que ha ido forjando a lo largo de miles de años.

Uno de ellos lo encontré cuando viajé al Parque Nacional, Lagunas de Montebello. Un lugar mágico trazado por decenas de lagunas unidas entre si.  Se tratan de antiguos cenotes, que con los años, se han ido uniendo, formando un camino de tranquilas aguas de diferentes colores y formas. Siempre me ha llamado la atención la mágica particularidad del agua de ser indetenible. Se abre camino entre raíces, rocas y frondosos bosques. Se sumerge en infinitos ríos subterráneos para luego emerger gloriosa rodeada de milenarios bosques. El agua, aunque demore miles de años, sigue fluyendo.

mirador lagunas de montebello

Es lo que ocurre con las Lagunas de Montebello,  un lugar que en esencia es el reflejo de un viajero con miles de años de recorrido, del cual fui brevemente testigo.

El inevitable viaje del agua en Chiapas

El Parque, Las Lagunas de Montebello, se ubica 72 kilómetros de Comitán. Es un parque formado por 6,022 hectáreas, y en él se encuentra una gran cantidad de ambientes acuáticos. La más grande, es el lago Tziscao, que se ubica sobre la frontera entre México y Guatemala. Se trata del primer lugar protegido en Chiapas. Gracias a sus diversas lagunas interconectadas, tanto por la superficie como por ríos subterráneos, se ha convirtiendo en uno de los lugares más bellos de México.

Cada una de ellas, que se cree son más de 59, cuenta su propia y particular historia. Sus diversos colores, que van desde el claro turquesa, hasta un profundo negro, son el reflejo de los minerales que bañan la vegetación que alimentan, del suelo donde se asientan, y de la particular luz que se refleja en sus cristalinas aguas.

Lagunas de Montebello

Al llegar al lugar lo primero que llamó mi atención fue la particular vegetación que rodeaba las lagunas. Frondosos bosque de pinos, encinos, llenan el lugar de verde, dando cobija a hermosas y extrañas orquídeas. En el lugar hay pocos habitantes, los cuales se han unido de manera respetuosa al camino que estas lagunas han trazado. Algunos habitantes construyen balsas hechas de corcho, ofreciendo al viajero la oportunidad de recorrer este hermoso sendero de agua sin perturbar en los más mínimo su pureza. Al subirme a una de ellas y recorrer las aguas, sentí que me unía al  ancestral camino de otro viajero, que me invitaba a dejarme llevar por la corriente suave y calma. Era la naturaleza, esta vez, quien determinaba el rumbo;  el indetenible viaje del agua.

Balsa lagunas de Montebello

hombre lagunas de montebello

A medida que recorría los rincones de este parque, rodeándome de colores mágicos, no pude evitar pensar en qué habrían pensado los Mayas al descubrirlas. Las lagunas de Montebello son un verdadero camino de vida, que alimentan y cobijan la fauna que en ellas habitan. El Maya ve en el agua el constante movimiento de la vida, la esencia de nosotros en este universo y este lugar es fiel reflejo de esa creencia.

En el agua está la vida, el nacimiento. Hundirme en ellas y disfrutar de su frescura, me hizo sentir como un pájaro, libre de volar sobre las profundas y laberínticas cuevas que unen cada una de las lagunas. Caminos que sólo sus animales conocen bien, y qué sólo el agua puede recorrer trayendo vida y descanso, me sentí agradecida de vivir tal experiencia. El camino nuevamente me había regalado un pedacito de mi que no conocía, esta vez de la mano de unos de los primeros viajeros en esta tierra; el agua.

Tips para tu visita a las Lagunas de Montebello

  • Llega temprano. En este lugar no sólo podrás visitar las lagunas, sino que también las cavernas del Puente de Dios, la zona arqueológica maya de Chinkultic, las grutas de san Rafael del Arco.
  • También puedes encontrar aquí algunas opciones de hospedaje en Chiapas
  • Lleva dinero. El lugar tiene un costo de $30, lo que te da acceso a todas las lagunas. Además puede encontrar guías, restaurantes y cabañas.
  • No te preocupes, en todo el parque puedes acampar gratis. Es una buena alternativa.
  • Aquí puedes encontrar algunos circuitos para conocer Chiapas
  • Lleva ropa abrigada, puede hacer frio en las tardes.
  • Lleva cambio de ropa y traje de baño. Es un lugar donde te mojarás.
  • Puedes ir en coche, bicicleta o bus.

Ya lo sabes, el “Parque Nacional Lagunas de Montebello” es un lugar idóneo para dejarse llevar por la corriente, para vivir el momento como algo inolvidable. ¡Disfrútalo!

Escrito por Cookie Maestri

Directora, montajista y documentalista, chilena de nacimiento, viajera por elección, actualmente descubriendo México, co-fundadora de Trip in México. Instagram - @tripinamerica

Editora en MéxicoDestinos.com,

Días festivos 2017: Calendario con días de puente en México

¡Descubre los 4 increíbles hoteles en Morelia a un paso de la cultura!

¡Descubre los 4 hoteles en Morelia, a un paso de la cultura!