Isla Blanca, un pedacito del Cielo en Cancún ¡Conócela!
Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Imagina ante ti un espejo  reflejando la inmensidad del cielo. Este efecto tiene la laguna de Isla Blanca. Es una franja de arena blanca de 20 km de largo, la parte más angosta no pasa de los 100 metros y se le llamó así porque cuando llega un huracán, el mar llega hasta la laguna y daría la impresión de que en verdad es una Isla.

¿Dónde se encuentra Isla Blanca?

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Curiosamente, aunque está al lado de Cancún, pertenece a Isla Mujeres, es su zona continental.

¿Cómo llegar a Isla Blanca?

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Desde el centro de Cancún te diriges rumbo a Puerto Juárez, continuas hasta Punta Sam y de allí sigues y sigues hasta que se acaba la carretera y se convierte en terracería hasta que no puedas seguir más. Hay una especie de portón, de tu lado derecho verás el mar y del izquierdo tendrás la laguna.

¿Qué hacer en Isla Blanca?

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Aparentemente no hay mucho, es una franja de arena entre el Caribe y la laguna, pero los domingos se acostumbra volar papalotes, se puede practicar el kite surfing, puedes andar en bici y llegar hasta el otro extremo que por cierto, es factible pedalearlo sin morir en el intento.

Puedes sentarte en tu toalla de forma gratuita o rentar una mesa y un par de camastros también.

¿Dónde hospedarse en Isla Blanca?

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Hay cabañas muy rústicas, lo cual también las hace amigables con la naturaleza, pero no tienen aire acondicionado, aunque por lo general, como se encuentran muy cerca de la orilla del mar, el viento refresca bastante.

Existe también la opción de acampar, por $200 MXN por coche, si, tal cual por coche, así seas una persona o los que quepan en tu vehículo te cuesta lo mismo.

Tips de viaje para visitar Isla Blanca

Isla Blanca, un pedacito del cielo en Cancún

Justo después de decidir ir a Isla Blanca, empaca un buen repelente para mosquitos, porque la laguna es criadero de estos y te van a atacar, no hay escapatoria. Alguna vez, en un encuentro cercano con el infierno, o sea, en un lugar lleno de mosquitos y yo sin repelente, después del regaño correspondiente por cuanta doñita pasaba al lado mío, me pasaron el tip del jabón líquido, se aplica sin agua, repito, SIN AGUA y funciona muy bien como repelente. Ten en cuenta que hace calor y que sudarás, así que posiblemente si utilizas jabón líquido, termines siendo una gran burbuja, pero lo más importante, sin mosquitos.

Por otro lado, si quieres pasar un buen rato en Isla Blanca, lleva tu snack, agua, o lo que gustes porque no hay tiendita. Hay un restaurancito de mariscos donde siempre hay gente feliz comiendo y son super amables, si quieres rentar tu espacio para acampar, lo puedes platicar con ellos.

Si te gusta la onda de la fotografía, las noches son perfectas para captar la impactante Vía Láctea y si no eres fan de la fotografía, no importa, la experiencia es maravillosa, se ven todas las estrellas del universo, es impresionante.

El atardecer en la laguna no tiene comparación y por supuesto, amanece por el mar, así que es todo un kit maravilloso para enamorarte de la naturaleza.

Si vas a pasar la noche allí, lleva linterna y todo lo que puedas necesitar en un lugar donde no hay NADA, tampoco electricidad, es literal sentir la naturaleza en todo su esplendor.

Datos curiosos

Datos curiosos de Isla Blanca

  • En esta zona habitan los tan escasos cangrejos azules, que están protegidos y son una belleza, son grandes y muy elegantes.
  • La carreterita de terracería está horrible, tipo bache sobre el hoyo y después un tope hecho con una cuerda y más adelante un cráter. Recuerda que esta zona está protegida, así que no esperes la gran autopista.
  • Hay una gran diversidad de aves, como son la garza blanca, espátula rosada, e incluso, la última vez que fui, a lo lejos se podía percibir un flamenco a lo lejos, aunque no es muy común que ocurra.

Isla Blanca es un lugarcito de los que quedan pocos, con una magia inusual, un rinconcito lejos de la civilización, donde todos somos bienvenidos, sin ninguna restricción.

Comparte tus Tips de Viaje

Ileana Guzmán Dávila

Productora mexicana, michoacana de nacimiento, tapatía de corazón, viajera, actualmente explorando los rincones de México, co-fundadora de Trip in México. Con el nopal en la cara y el taco en la mano. Soy de aquí, de allá y de todas partes.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *