Ecoturismo en Yucatán: El Inframundo de los Mayas

Ecoturismo en Yucatán: El Inframundo de los Mayas

“Uyn u tan”, dicen que estas son las palabras que los mayas contestaron a los españoles cuando estos preguntaron cómo se llamaba la tierra que hoy se conoce como Yucatán.

Los españoles entendieron “Yucatán”, y ese fue el nombre que le otorgaron a la nueva provincia que abarcaba toda la península. Hoy en día Yucatán junto con Campeche y Quintana Roo, comparten una de las zonas más ricas en recursos naturales y turísticos.

Yucatán es un lugar donde la naturaleza se hace presente arriba y abajo de la tierra en fascinantes paisajes llenos de leyendas, historias y tradiciones. Ubicado al sureste de México, Yucatán ofrece además de monumentales zonas arqueológicas, imponentes conventos, iglesias, ex haciendas y pintorescos pueblos mágicos como Valladolid e Izamal. Todo esto rodeado de una exuberante  selva llena de flora y fauna que todavía guarda secretos por descubrir.

Es por eso que Yucatán es un edén para el ecoturismo. Tiene un territorio repleto de cenotes y pozos naturales. Estos cenotes se forman cuando el techo de una cueva subterránea se desploma y revela agua. La piedra caliza es porosa y la región no tiene ríos en la superficie, así que los cenotes y fluyentes subterráneos abastecen de agua a la península de Yucatán desde la época de los Mayas.

Es especialmente impresionante conocer lugares como el Cenote Zací, Dzitnup o el Ik -Il, cerca de Valladolid; el Kikil en Tizimin; el Mukuyché en Abalá y por su puesto el cenote sagrado de Chichén Itzá, en donde de acuerdo a investigaciones los mayas realizaban sacrificios humanos.

¿Qué más podemos encontrar en Yucatán?

Además de los cenotes Yucatán también cuenta con enigmática grutas, ideales para explorar las entrañas de la tierra del mayab. Las posibilidades para explorar son: Balancanché, Loltún y Calcehtok, siendo las grutas y los cenotes la parte más representativa del misterioso inframundo maya.

Balankanche Yucatan

Unas vacaciones para disfrutar del Ecoturismo en Yucatán no estarían completas si no se visita la costa yucateca. Yucatán cuenta con cinco reservas naturales: Celestún, Sisal, Dzilam Bravo, San Felipe y Río Lagartos.

La mejor forma de conocer las costas y esteros yucatecos son por medio de paseos en lancha que se ofrecen en estos lugares, algunos pueden ser de 2 horas o algunos de hasta 6 u 8 horas. Pero que sin duda te permitirán descubrir los espléndidos manglares, ojos de agua dulce, la abundante vegetación, practicar la observación de aves y por su puesto conocer a una nutrida población de flamencos rosas que anidan en Río Lagartos y Celestún.

Si quieres unas vacaciones llenas de aventuras, considera a Yucatán como tu próximo destino, trae zapatos cómodos, mochila al hombro y sobre todo muchas curiosidad y ganas de asombrarte. ¡Yucatán te espera!

Deja un comentario

Cotiza tu viaje