Mi Encuentro a solas con la Sierra Gorda de Querétaro

Todo empezó con la idea de conocer lo que me rodea, de ver que hay más allá de las montañas, de saber y explorar todas las maravillas que la Sierra Gorda de Querétaro tiene que ofrecer. Un día tomé un mapa, mi mochila con todo lo necesario y me dispuse a recorrer al menos 3 municipios que guarda la Sierra Gorda: San Joaquín, Pinal de Amoles y Jalpan de Serra.

San Joaquín, Querétaro, Pueblo Mágico.

Me fui directo a la central y pedí un camión que me llevara al municipio de San Joaquín. Ahí me esperaba La Gruta de los Herrera y la Zona Arqueológica Ranas. Cuando me subí al camión, fueron 4 hrs, aproximadamente de camino, que por $50 pesos, no se me hizo caro. Durante esas 4 hrs. de trayecto mi corazón latía aceleradamente por la emoción de poder conocer nuevos lugares. En el camino, empecé a notar las diferentes tonalidades de verde, que oculta la Sierra Gorda. Poco a poco, íbamos subiendo por los cerros, tomando curvas un poco cerradas y arriesgadas.

Foto1-SnJoaquin

Una vez llegando a San Joaquín, me dispuse a preguntar cómo llegar a La Gruta de los Herrera y la Zona Arqueológica Ranas. Los dos lugares quedaban de punta a punta. Sabiendo cuál me quedaba más cerca, comencé a caminar hasta la Gruta de los Herrera.

En mi trayecto, pude observar que San Joaquín, se encuentra rodeado de zonas boscosas y montañosas, con un clima húmedo y frío. Llegué a las Grutas de las Herreras y pagué $25 pesos, para adentrarme a una cueva espectacular que se ha estado formando por miles de años, donde la naturaleza esculpe el tiempo en estalactitas y estalagmitas. Todo esto lo puedes apreciar en solo unos minutos.

Foto2-Grutas

Una vez saliendo de la Gruta, mi siguiente parada era Ranas. Entonces emprendí la caminata hasta allá. Para mi sorpresa, tenía que caminar aproximadamente 5 km. Pero mis ganas de seguir conociendo y la energía que tenía, fueron suficientes para atravesar el Pueblo Mágico de San Joaquín.

Zona Arqueológica Ranas

Ranas se encuentra en la parte superior de dos cerros, mi trayecto hasta allá estuvo rodeado de vistas espectaculares y curvas llenas de hermosa naturaleza. Caminé por un par de horas, hasta que por fin llegué a la Zona Arqueológica Ranas,  la entrada cuesta $39 pesos. Estando ahí, me explicaron que Ranas es un mirador arqueológico, a una altura de 2,400 metros sobre el nivel del mar, y que está conformada por tres juegos de pelota alineados sobre un eje central con estructuras ceremoniales en forma circular.

Durante mi recorrido en Ranas, no pude parar de imaginarme todas las cosas que pudieron haber ocurrido ahí y que yo era privilegiado por estar parado en un mundo de historia. Te invito a que también puedas vivir esta mágica experiencia, visitando el lugar en cualquier día de la semana de 09:00 am. A 05:00 pm.

Foto3-Ranas

Siendo aproximadamente las  04:15 de la tarde, tenía que irme de las ruinas para poder acampar en el área natural protegida conocida como Campo Alegre, un Parque Nacional ubicado a cinco minutos de la cabecera de San Joaquín; y fue entonces cuando los planes cambiaron, ya que mi siguiente parada era Pinal de Amoles y ahí tenía que conocer la cascada El Chuveje.

Pinal de Amoles, en lo alto de la Sierra Gorda.

Decidí regresar a la central y tomar un camión que saliera hacia Pinal de Amoles. Cuando le platiqué de mi plan al señor de la zona arqueológica, me comentó que el último camión salía a las 05:00 pm. Ahí empezaba el reto, porque eran cerca de las 04:30 pm y yo seguía en las ruinas. Notando mi preocupación, el señor me enseñó un atajo que me ayudaría a llegar hasta la central en menos de 30 minutos, pero ese atajo, era atravesar por la selva hasta llegar al pueblo. No me importó, porque tenía un propósito en mente y tenía que cumplirlo. Atravesé la selva y llegué a la central como el señor lo predijo. En seguida compré un boleto hacia Pinal de Amoles y la señorita de los tickets, me informaba que habían pasado 5 minutos de haberse ido el camión. Sin embargo, me dijo que podía tomar un camión que me llevara a Vizarrón de Montes y ahí a esperar otro camión que me llevara directo a Pinal de Amoles. Sin pensarlo, lo hice.

Una vez estando en Vizarrón de Montes, decidí esperar el camión, sin dejar de observar la tranquilidad que se vivía en ese pueblo. Llegó el camión y le hice parada para preguntar si iba hacia Pinal de Amoles, en cuanto el conductor me dijo que si, me subí y tomé un asiento, con la emoción de poder descansar y de estar en la Cascada El Chuveje al día siguiente.

Siendo las 08:00 pm. llegué al que sería mi segundo municipio por conocer: Pinal de Amoles, un pueblo ubicado en lo más alto de la Sierra Gorda, donde dos grandes cerros boscosos enmarcan la entrada al nebuloso y pintoresco pueblo montañés; le llaman la Puerta del Cielo.

Foto4-PinalDeAmoles

Cuando llegué ahí, me dispuse a buscar un lugar para descansar y después de preguntar precios en los 3 hoteles que habían dentro del pueblo, elegí la “Posada Mesón de Barretos“, que por $350 la noche, se me hizo buen precio para tomar un baño caliente y descansar para el viaje del día siguiente. Al amanecer, no podía creer lo que mis ojos observaban, era una mañana llene de colores vivos, de hermosa naturaleza alrededor, de montañas y gigantes árboles, que sonreían a quienes lo apreciaban.

Foto5-Amancer-PuebloMagico

Cascada El Chuveje

Estaba listo para llegar a la Cascada El Chuveje. Tomé mis cosas y caminé a la central para preguntar qué camión me dejaba cerca de la cascada, me dijeron que para llegar a El Chuveje, tenía que caminar 5 km selva adentro, pero que el camión me dejaba justo en la entrada.  La emoción me invadía, porque después de mucho tiempo, por fin iba a conocer uno de los lugares más emblemáticos de la Sierra Gorda de Querétaro.

Llegué a la entrada de la cascada y ya estaba listo para caminar a lo que sería mi próximo descubrimiento. Como me dijeron anteriormente, tuve que caminar por al menos 40 minutos, hasta que de repente vi un auto y les pedí ride, ellos se detuvieron y les pregunté si iban a la entrada de la cascada, muy amables me dijeron que si y me invitaron a subir a su auto para llegar más rápido. Una vez estando ahí, me cobraron una cuota de recuperación de $20 pesos, sin embargo, como información adicional, me mencionaron que se puede acampar en la cascada por $150 pesos. Algo, que si te gusta convivir con la flora y fauna, debes de hacer.

“Lo logré, por fin llegué a la mágica cascada El Chuveje” Esas fueron las palabras que llegaron a mi mente mientras mi cuerpo se llenaba de emoción. Empecé a notar una línea de río, la seguí y luego luego se escuchaba la caída del agua. Seguí caminando aproximadamente un kilómetro más, y todo cambió; de repente me encontraba en un hermoso bosque, con agua cristalina, con pequeñas cascadas, con un puente que atraviesa al otro lado del río. Y ahí noté que El Chuveje me daba la bienvenida a su hogar.

Seguí caminando y fue entonces cuando lo ví, una impresionante caída de agua de 35 metros de altura, que cae a una poza de más a o menos, 30 metros de diámetro. ¡Ha sido el mejor contacto que he tenido con la naturaleza! Ahí estuve durante 30 minutos, sentado y apreciando todo lo que me rodeaba, agradeciendo por todo, por los tiempos buenos y malos, por estar en el lugar correcto y en el momento justo, por la oportunidad de ver estos magníficos escenarios.

Misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro

Era tiempo de partir y de seguir mi ruta hacia Jalpan de Serra para conocer una de las Misiones Franciscanas, La Misión de Santiago de Jalpan. Lleno de energía, recogí mis cosas y de forma respetuosa, me retiré de la cascada. Esta vez fue turno de conocer el camino a la salida a pie, apreciando todo el bosque que está alrededor.

Foto6-PuenteMagico

Foto7-ElChuveje

Una vez estando en la carretera, me dispuse a pedir ride al siguiente pueblo, para ahí tomar un camión que me llevara a Jalpan de Serra. No tuve mucha suerte y tuve que tomar un taxi colectivo, que me cobró $10 pesos al pueblo más cercano. No recuerdo bien el nombre del pueblo, pero puedo recordar que era un lugar muy pintoresco. Ahí estuve un largo rato y los camiones no pasaban, hasta que me dijeron que el último pasaba alrededor de las 06:00 pm. Seguí esperando pero no pasó ningún camión. En seguida detuve un taxi colectivo que pasaba por ahí y le pregunté cuánto me cobraba por llevarme a Jalpan; el taxista me dijo que $100 y dudoso de mi presupuesto, me subí. Tenía que estar en Jalpan.

Durante mi trayecto a Jalpan de Serra, no pude dejar de observar los ríos de agua cristalina, al igual que el taxista me comentaba, que el clima de Jalpan es muy diferente a los demás municipios de la Sierra Gorda, ya que ahí, en la mayoría del año, hace un calor muy fuerte y que ahí se encontraba el corazón de la Sierra de Querétaro. Cuando escuché eso, no podía esperar para recorrer aquel maravilloso Pueblo Mágico.

Por fin llegué, después de una hora de trayecto, Jalpan me recibía con un aire fresco y con un aroma agradable. Tomé mi mochila y caminé hacia el centro del pueblo. No sabía cómo llegar, pero preguntando se llega a Roma, entonces me dejé guiar por la gente local. Me llevaron a un hermoso jardín y fue entonces cuando tuve el primer contacto con una de las Misiones Franciscanas; como ya era algo tarde, tenía que encontrar un lugar para descansar, y esta vez quería acampar en algún lugar seguro. Me recomendaron ir a la Presa de Jalpan, un lugar ubicado a 1.5 Km del centro del pueblo, ahí encontraría un parque recreativo llamado “Mundo Acuático” y que sería el lugar perfecto para acampar. Teniendo esa información, me me fui a buscarlo para llegar ahí.  Lo encontré, pregunté los costos y me cobraron $150 por tener acceso al área de campamento. (El costo de $150 es por persona).

Estando en un lugar seguro, tendí mi casa de campaña, acomodé mis cosas y me dispuse a descansar, con la emoción de seguir mi ruta al día siguiente. En la mañana, el canto de las aves, el sonido del viento y ese característico murmullo de la naturaleza, despertaron mis sentidos para recibir un nuevo día. Jalpan me daba los buenos días con unas deliciosas gorditas hechas a mano de diferentes guisos, en un restaurante humilde llamado “La Azteca” ¡Delicioso!.

Jalpan de Serra, Pueblo Mágico.

Foto8-JalpanDeSerra
Después de haber desayunado, agarré mi mochila y me dispuse a caminar por el hermoso Pueblo Mágico de Jalpan Serra. Mi primera impresión fue ver su Plaza de Armas, o su jardín principal, que a pesar de haber sido un día nublado, tenía ese encanto colonial que muy pocos pueblos obtienen. Cabe mencionar, que frente a Plaza de Armas, se encuentra La Misión de Santiago de Jalpan, “La defensa de la fe”. Una iglesia dedicada al apóstol Santiago que fue construida entre el año 1751 y 1758 por Fray Junípero Serra, y según la historia, fue la primera de las cinco misiones franciscanas en construirse, por lo que fue destinada a robustecer la fe cristiana.

Aunque me hubiera gustado seguir recorriendo más el pueblo de Jalpan, el tiempo me correteaba y tenía que a regresar a Querétaro, sin embargo el haber recorrido lo poco o mucho de este maravilloso Pueblo Mágico, prometí regresar pronto para seguir descubriendo más cosas. Ya que la Sierra Gorda guarda un conjunto de maravillas naturales y culturales, que exhibe un grandioso museo vivo. Ríos que forman cascadas y atraviesas montañas cubiertas de bosques y matorrales poblados por fauna silvestre con exuberante vegetación, que componen impresionantes panorámicas que invitan al viaje. Foto9-CasaCampana

Foto11-SierraGorda

La Sierra Gorda, además de ser una de las Reservas de la Biósfera más importantes del país, es naturaleza, es aventura, es cultura. Todos sus tesoros se vuelven propios a vivir la experiencia de surcar los cielos en una tirolesa, de pasar los ríos en un puente colgante o en las montañas a bordo de una cuatrimoto. Un viaje es inolvidable cuando viviste de cerca más de seis ecosistemas distintos, con tours y actividades para toda la familia. Además puedes descansar en cabañas o acampar en tu propia casa de campaña. Así de increíble es poder vivir la vida de un viajero.

¿Cómo llegar a la Sierra Gorda?

En Sierra Gorda puedes encontrar diferentes lugares para explorar, dependiendo de a donde vayas es la ruta que debes tomar, te dejamos una manera segura de llegar hasta la Sierra Gorda de Querétaro, teniendo como punto de llegada el Pueblo Mágico Jalpan de Serra y desde ahí podrás moverte a otros lugares cercanos.

Desde Querétaro: Tomar la carretera a Bernal y, al llegar a la localidad de Peña Blanca, continuar en la carretera federal 120 (San Juan del Río – Xilitla). En la misma carretera pasarás Pinal de Amoles y llegarás a Jalpan de Serra.
Puedes viajar en autobús de la línea Primera Plus, que tiene tres salidas diarias de Querétaro hacia Jalpan de Serra: 8:00 am, 12.00 pm y 3:00 pm. De regreso hacia Querétaro hay también tres salidas diarias: 5:00 am, 2:00 pm y 5.00 pm.

¡Es tu turno de adentrarte en la Sierra Gorda de Querétaro!

Escrito por Christian Lagos

¡Hola, soy Chris! Escribo desde el Caribe para MéxicoDestinos.com, y disfruto la cercanía de mi hogar, las playas. Me dedico a conectar gente a través de las redes sociales y en mis tiempos libres soy nómada digital, escribo y comparto historias de viajes que estoy seguro que te pueden ayudar.

10 Poderes Ocultos que sólo Descubres al Viajar

17 Spots & Antros en Riviera Nayarit y Puerto Vallarta que deberías visitar